De Abraham a Jesús

La historia del pueblo judío fue conocida tradicionalmente a través del relato bíblico. Pero la Biblia no es un libro de historia, sino de fe. Aunque es cierto que ese mensaje religioso se transmitió dentro de un contexto geográfico e histórico correcto que hemos de saber leer. De ahí que los historiadores y arqueólogos desde hace largo tiempo han querido reconstruir la historia de ese pueblo judío matizando y enriqueciendo el relato bíblico. Podemos establecer el origen del pueblo hebreo (aún no judío) en el salto del III al II milenio a. de C., como parte de los pueblos semitas que en ese tiempo se desplazaron, una vez más, desde el interior del desierto arábigo hacia los valles del Tigris y el Éufrates en el Oriente y hacia los valles del Orontes y el Jordán en Occidente.

Guión de Alberto Garín

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube y disfruta de una experiencia de aprendizaje épica!

Antes de que te vayas…

¿Te gustan nuestros contenidos?